El cura poeta en su exilio

«Imaginad, que es el triste calabozo de este Reyno, en donde á carcel perpetua me condena el hado adverso. Que es á la vista del mar el Ponto de mi destierro, donde me asustan horribles bramidos del Corrubedo. En cuyas inquietas olas son los arrullos estruendos, y estando el Cielo sin nubes, forma en sus... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑