El Expediente Debonair (4.- La entrega)

[Viene del capítulo 3] Entra en escena Álvaro Landeira Martínez, alcalde de Riveira. El 19 de septiembre de 1961, el regidor municipal manda una invitación al espectral presidente de la Sociedad Española de Salvamento de Náufragos para convidarle a participar en el programa de actos conmemorativos de la imposición de la medalla. La entrega tendrá... Leer más →

El Expediente Debonair (3.- La carta del cura)

[Viene del capítulo 2] Lo primero, una observación. Siempre habíamos asociado la medalla de la Sociedad Española de Salvamento de Náufragos con el socorro al Debonair. Y así fue, de hecho. Pero no solo... Porque el auxilio a este yate de bandera inglesa no fue sino la gota que rebosó el vaso de la desbordante... Leer más →

El Expediente Debonair (2.- Epistolario)

[Viene del capítulo 1] «Ilmo. Sr. Comandante Militar de Marina de VILLAGARCÍA. En       de julio de 1.961. Ilmo. Sr. Vista la instancia del Sr. Cura Párroco de Corrubedo en la que, detalladamente, dá cuenta de la valerosa y abnegada actuación del vecindario de dicho pueblo que, por tradicional costumbre, ha acudido siempre con... Leer más →

Crónica de un reencuentro

Cincuenta y siete años, once meses y diez días después de que la estela del Debonair se disipase en el océano y de que sus tres ocupantes desapareciesen en el horizonte, alejándose de nuestras vidas o de las vidas de quienes entonces moraban en el cabo, una integrante de la familia Davis ha vuelto a Corrubedo para... Leer más →

Después del Debonair

Desde el preciso instante en que, el miércoles 9 de enero a las 04.24, hora local, recibimos aquel comentario todos nuestros planes se fueron al traste. En aquel momento aún no lo sabíamos, claro, no somos tan noctámbulos —o no siempre— ni tan madrugadores —nunca—, pero cuando nos despertamos y vimos en el móvil la... Leer más →

Salvar el Debonair, un pueblo en misión humanitaria

Las crónicas dicen que en las horas que precedieron al amanecer de aquel miércoles de octubre hubo una gran borrasca. Esto en Corrubedo significa cuatro cosas: lluvia, viento, frío y un mar que mete miedo hasta de lejos. Y en una playa apartada como A Ladeira también significa una quinta: oscuridad… una oscuridad densa y... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑