La píllara Campeona

pillara-dunas-corrubedo-2019.JPG

Es un termómetro palpitante, un alado medidor de las tensiones que afligen a nuestra sociedad hiperventilada: Charadrius alexandrinus o chorlitejo patinegro o píllara das dunas.

La ong SEO/BirdLife —organización ambiental decana en España— la ha declarado Ave del Año 2019 tras una reñida cuestación popular en la que se impuso por un puñado de votos (51.879 por 48.990 y 45.330 de sus contrincantes) al aguilucho cenizo y al alcaudón real.

Una primavera más, esta frágil criatura ha anidado en Corrubedo.

pillara-mapa-galicia.jpg
Infografía publicada por La Voz de Galicia en mayo de 2017

No son muchas, apenas treinta, las playas gallegas que suelen tener el privilegio de acoger en su seno a una de estas aves en época de cría. Tres de esos arenales pespuntean nuestro cabo: Espiñeirido, Balieiros y el parque dunar.

Deberíamos felicitarnos por ello. Esta pequeña e inquieta especie, de entre 15 y 17 centímetros de longitud, está catalogada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como «vulnerable», esto es, que tiene probabilidades de correr peligro de extinción a menos que mejoren las circunstancias que amenazan su supervivencia y reproducción.

No es de extrañar, por tanto, la aparatosa estructura que protege el nido ni el cartel de alerta.

pillara-dunas-corrubedo-jaula.JPG
La jaula protectora y un tramo de la cerca que marca el perímetro de seguridad

No. No vamos a decir dónde está el nido [lo habíamos hecho en Instagram y alguien que nos consta sabe mucho del tema nos tiró amigablemente de las orejas aconsejándonos cambiar el texto para no concretar tanto…]. Bastantes son ya las amenazas que se ciernen sobre él. Las podéis leer en multitud de sitios: el turismo de toalla y sombrilla, la construcción descontrolada, los perros sueltos, los gatos domésticos, la limpieza de las playas con medios mecánicos… En ciertos puntos de la península Ibérica se ha llegado a perder en una década el 70% de su población.

Pero nosotros queremos acabar destacando aquí una historia de supervivencia. La de la píllara Campeona.

Esta es

Fue anillada en 2014 precisamente aquí, en el parque natural de Corrubedo. Lo hizo una investigadora de la Universidad de Santiago de Compostela, María Vidal Malde, responsable de la tesis doctoral El chorlitejo patinegro (Charadrius Alexandrinus) en Galicia antes y después de la catástrofe del Prestige.

Al año siguiente, el chorlitejo regresó a las costas gallegas, pero esta vez para criar en Esmelle. Y desde entonces no ha fallado ni una primavera en el arenal ferrolano, ganándose a pulso el apelativo con que se la conoce al resistir contra viento y marea.

pillara-campeona-la-voz-de-galicia.jpg
La Voz de Galicia, 22 de junio de 2018

Este pasado 9 de abril ha vuelto a ser vista. Por muchos años.

Un comentario sobre “La píllara Campeona

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: