Dos focas y un destino

foca-balieiros.jpg
Una de ellas, en fotografía publicada en Diario de Arousa por Chechu López

Y ese destino es la UCI, la Unidad de Cuidados Intensivos que la Coordinadora para o Estudo de Mamíferos Mariños (Cemma) tiene en Nigrán, un santuario donde a veces los milagros ocurren.

Fueron dos crías de foca gris, cada una de las cuales adoptó el nombre del lugar donde fue localizada. A una la llamaron Barizo, pues apareció en este puerto malpicán. A la otra, la que nos atañe, la bautizaron Balieiros.

barizo-basilio-beiro.jpg
La otra, en imagen de Basilio Bello para La Voz de Galicia

Esta es Barizo. Un ejemplar macho de entre dos y tres meses de edad cuya incursión en el muelle revolucionó el pueblo el domingo de Reyes: Concello, Policía Local, Guardia Civil… todas las fuerzas vivas de la localidad se confabularon para salvar la vida de aquel animal, desnortado en sus mares del sur, lejos de las heladas aguas del Atlántico septentrional.

Aún no sabían cuál era la mejor forma de proceder, cuando un marinero se dispuso a tocarlo y la criatura se revolvió y trató de morderlo. Así que llamaron a Cemma, que aconsejó dejarla tranquila por si estuviese descansando antes de regresar al mar. No era así, con lo que un vehículo de la Coordinadora la recogió al anochecer para trasladarla a la UCI de Nigrán, deteniéndose cada poco ante el temor de que no consiguiese resistir el viaje. Así de mal se encontraba.

foca-balieiros-instagram.png
Balieiros, en el Instagram del magnífico fotógrafo vecino nuestro Ludwig van Hooren

La irrupción de Balieiros pasó más desapercibida. Fue una pareja la que divisó el animal en un extremo de esta apartada playa corrubedana. Alertaron a un guardia del parque natural y se estableció un seguimiento, pues el hecho de que cada vez que alguien se acercase la foca reaccionase metiéndose en el agua confería a los miembros de Cemma vagas esperanzas de que solo estuviese reponiendo fuerzas.

Las cosas cambiaron al día siguiente. La pequeña, varada en mitad del arenal, ya no miraba al mar cuando era interrumpida: se encerraba en la duna más y más. Por eso a las seis y media de la tarde un biólogo la humedeció con una toalla y la llevó a Nigrán.

cemma-barizo-balieiros-facebook.jpg
En el Facebook de Cemma

Un mensaje alentador el de la noche del lunes: Barizo y Balieiros están «dando pequeniños pasos pero seguros». Además, La Voz de Galicia ha continuado informando de la cría encontrada en el municipio malpicán y explica que está estable dentro de la gravedad. El jueves ha empezado a comer. Buena señal.

Si todo va bien saldrán de la UCI para ser trasladadas a una piscina —del Acuario de O Grove o de las instalaciones en A Illa del Instituto Galego de Formación en Acuicultura— y, una vez plenamente recobradas, serán embarcadas en un pesquero para liberarlas en Gran Sol.

Seguiremos pendientes e iremos actualizando este post. Ojalá que la doble historia tenga doble final feliz: sería el mejor regalo para una operación de rescate iniciada el domingo de Reyes, el día en que nos está permitido soñar despiertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s