En el confín del mundo

1 nubesdesangre

El faro centenario de Corrubedo preside una puesta de sol salpicada de nubes de hielo y fuego

Cabo Corrubedo. Latitud 42º 34,60N. Longitud 009º 05,40W. Este saliente de piedra ha sido doblado a lo largo de la historia por artefactos marítimos de todo pelaje y condición: gaulos fenicios, galeras romanas, drakkars vikingos, galeones ingleses, carabelas españolas, steamers franceses, submarinos alemanes… No quedaba otro remedio. Esto es un confín en la tierra pero un hito estratégico en las rutas por mar: tanto las que unen Europa con América como las que zurcen el Mediterráneo con el Atlántico norte están condenadas a atravesarlo. Maniobra complicada, con bajos traicioneros que incluso navegantes curtidos no han sabido interpretar. Miles de cadáveres tienen su sepultura aquí, frente a este risco apartado, dejando una tumba vacía en un cementerio erigido en algún lugar.

Hoy sin embargo —es el signo de los tiempos— recibe la visita constante de los francotiradores de la belleza. Elocuente paradoja de nuestra era: en un mundo digital e interconectado, surcado de cables oceánicos capaces de resistir las dentelladas de los tiburones para que nunca nos falle internet, perseguimos los lugares menos manoseados por la zarpa del hombre. Aquí vienen coleccionistas de selfies, observadores de tormentas, adoradores de las puestas de sol, prosélitos del océano, vigilantes de estrellas en un cielo sin más contaminación lumínica que la de un faro que, de tan viejo —tiene más de 150 años—, ha sido indultado de su condición de producto humano.

El signo de los tiempos, sí. Lo que antes estaba alejado e infundía temor hoy es atracción turística.

Y que así sea.

2 blanco
La violencia de las olas estallando contra las rocas posee una belleza espeluznante
3 gozada
El ocaso combinado con la fueza del mar: cóctel bestial
4 selfie
Haciéndose un selfie en la «hora mágica» apoyados en la mampostería del faro
5 gyyris
Esta carretera inhóspita es el único acceso a la punta del cabo
6 cine
La vieja vivienda del farero, con las ventanas tapiadas, mientras se graba una escena de cine
7 love.
Mirar la puesta en compañía cunde mucho más y dota al momento de romanticismo
8 azul
La naturaleza rocosa del entorno se presta a entretenerse haciendo equilibrios
9 centinela
La antigua sirena de niebla, fiel compañera del faro desde principios del siglo XX
10 despedida
¿Son aves o brujas montadas en sus escobas?
11 ultimosrayos
Atmósfera irreal la que se puede llegar a sentir si te acercas lo suficiente como decía Capa
12 flor
Incluso entre tanta piedra hay sitio para una flor
13 davidgoliat
Barcos de todos los tamaños siguen doblando el cabo de norte a sur y de sur a norte
14 fantasma
También en la «hora azul» que precede a la noche los visitantes se sobrecogen
15 breixo
Pero no hay momento sublime o sobrecogedor que resista la alegría de un niño
16 pavor
Las olas en acción a la luz del día frente a una ristra de rocas puzantes
17
La última foto: apenas dos segundos antes de que desaparezca el sol tras el Atlántico

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s